lunes, 21 de octubre de 2013

6 Mascarillas caseras para reducir las arrugas


Si lo que quieres es que las arrugas de tu rostro no sean profundas, tienes que empezar a cuidar tu cutis desde el principio. Lo importante es tener la piel bien hidratada, para así evitar la aparición de esas señales tan poco favorecedoras.

Aquí os vamos a explicar una serie de mascarillas caseras, que te ayudarán a prevenir que esas arrugas se hagan demasiado evidentes:

1. Mascarilla de piña y soja:  ayuda a mantener tu rostro firme y terso, disimulando los surcos de las arrugas.

  • Ingredientes: 50gr. de piña y harina de soja.
  •  Modo de preparación: licua los 50gr. de piña hasta que esté líquido y añade la harina de soja, removiendo la mezcla hasta que esté cremosa.
  • Modo de empleo: aplícala sobre tu cara y cuello durante 30 minutos y retírala con agua tibia. Después ponte una crema hidratante adecuada a tu tipo de piel.

2.  Mascarilla de aguacate: nutre tu piel con vitamina E.

  • Ingredientes: 2-3 aguacates.
  • Modo de preparación: machaca los aguacates hasta que parezcan un pasta y añade un poco de agua si ves que está muy seca.
  • Modo de empleo: aplícala sobre tu rostro y déjala actuar durante 15 minutos. Retírala con unas toallitas y lava tu cara con agua tibia.

3. Mascarilla de zanahoria: para que tu cutis recupere su firmeza.

  • Ingredientes: 2 zanahorias, zumo de limón natural, 1 yogur natural.
  • Modo de preparación: pela las zanahorias y tritúralas, añádele un poco de zumo de limón natural y 2-3 cucharadas de yogur natural hasta conseguir que la mezcla sea consistente y cremosa.
  • Modo de empleo: déjala actuar sobre tu rostro unos 30 minutos y luego retírala.


Todas estas mascarillas ayudan a prevenir que las arrugas queden tan marcadas, pero ten en cuenta que esto es sólo una parte de los cuidados necesarios para que tu piel esté sana e hidratada. 

lunes, 7 de octubre de 2013

Como aprovechar al máximo los nutrientes que cuidan tu piel


Tener un cutis sano y luminoso no es tarea fácil, pero si lo cuidas por dentro, además de por fuera, podrás conseguirlo sin apenas esfuerzo. Lo importante es consumir de manera habitual alimentos que te ayuden a cuidar tu piel cada día.

Alimentos como el huevo, los cereales, las frutas y verduras, la carne y el pescado, las legumbres, los frutos secos… contienen vitaminas y minerales que son necesarios para que tu piel esté sana. Una dieta equilibrada de todos ellos es la clave para cuidarse por dentro y por lo tanto estar radiante por fuera.

Aquí os damos una serie de consejos, para que esos alimentos los preparéis de la mejor forma posible y aprovechando al máximo todos sus nutrientes:

  • Las frutas y verduras cuanto más crudas mejor, cocerlas al vapor o hacerlas a la plancha.
  • Las carnes asarlas o hacerlas a la plancha.
  • Almacenar los alimentos en envases herméticos y lejos de la luz.
  • Aumentar el consumo de alimentos integrales.
  • Tener mucho cuidado con las vitaminas A y B6 ya que pueden ser tóxicas si se consumen en altas dosis.



·
Se ha producido un error en este gadget.