jueves, 5 de diciembre de 2013

Como usar Proactiv® correctamente

Para que estas Navidades consigáis lucir una piel perfecta, queremos ayudaros a usar de la forma más adecuada nuestro sistema de 3 pasos Proactiv® Solution. Se ha demostrado que para obtener los mejores resultados, hay que utilizarlo por la mañana y por la noche.

Un consejo, no te expongas al sol directamente mientras utilices estos productos, ya que no sólo sirve para la limpieza diaria, sino que es un tratamiento contra el acné.

Primero lávate bien la cara con agua, si es por la mañana, y por la noche usa un desmaquillante.

Paso 1: Leche limpiadora


Ahora que ya tienes la cara limpia aplica una pequeña cantidad de la leche limpiadora (del tamaño de una moneda de 1 céntimo) sobre la piel húmeda y masajea suavemente durante uno o dos minutos.

Una vez que se haya extendido bien el producto enjuágate bien con agua tibia y seca dando golpecitos suaves.


Paso 2: Tónico Revitalizante


Ahora que ya has usado la leche limpiadora y tienes la cara seca, aplica el tónico sobre la piel con un disco de algodón y deja que se seque.
 

Paso 3: Loción reparadora


Después de limpiar y tonificar ahora toca utilizar la loción reparadora. Coloca una pequeña cantidad, del tamaño de un guisante en la palma de la mano y aplica una pequeña capa sobre la zona afectada.

Deja que se seque y no la enjuagues.

Nota: si ves que se te irrita la piel interrumpe su uso y consulta a un médico.




Como hemos visto cuidar la piel es fácil y sencillo. Después de despertarte y antes de acostarte, se constante y utiliza productos adecuados, así conseguirás tener durante más tiempo un cutis sano y terso.


lunes, 25 de noviembre de 2013

6 consejos para proteger tu piel del frío

Ahora que hace más frío es fundamental que tomes una serie de medidas para proteger tu piel de las bajas temperaturas y las inclemencias invernales. Estos factores externos extremos pueden afectar a la salud de tu piel y favorecer su envejecimiento prematuro.

Sigue estos consejos y cuida tu piel en invierno:

1. Abrígate bien y protege las partes de tu cuerpo más sensibles: como el cutis, el pecho y las manos con un buen gorro, guantes y bufanda.

2. Permanece en ambientes con una temperatura adecuada: el exceso de calefacción puede provocar que la piel se seque. Por ello es fundamental que mantengas la temperatura de tu hogar a unos 20-21 grados.

3. Hidrátate: aunque ahora nuestra piel no esté expuesta tanto al sol sigue necesitando estar adecuadamente hidratada. Lo importante es escoger las cremas adecuadas y evitar el uso de jabones demasiados agresivos para ésta época.

4. Mucho cuidado si tu piel es sensible: ante las fuertes inclemencias del tiempo son las más vulnerables. Incluso en ocasiones son susceptibles a la aparición de enrojecimientos y picores. Puedes cuidar este tipo de piel con productos que contienen avena, ya que es un extracto rico en oligómeros, que actúa sobre estas afecciones del cutis.

5. Cuida tu alimentación: come al menos 5 piezas de fruta y verdura cada día. Mucho mejor si las verduras escogidas son ricas en antioxidantes, como el brócoli, las acelgas, las espinacas o la calabaza.

6. Exfóliate la piel con una mascarilla: eliminando las células muertas y los agentes contaminantes evitarás que los poros se obstruyan y aparezcan los puntos negros o los brotes de acné. Si tu piel es mixta hazlo una o dos veces a la semana, si es grasa dos veces y si es seca una vez cada quince días. 

viernes, 15 de noviembre de 2013

5 pautas diarias para una piel sana

El cuidado del cutis debe ser diario y por ello en este post os vamos a dar una serie de pautas que te ayudarán a conseguir que tu rostro esté resplandeciente todo el año. 

Nº 1: los cuidados varían según el tipo de piel


Dependiendo de si tu piel es grasa, seca o mixta, tiene unas u otras necesidades. Es importante utilizar los productos adecuados para cada tipo de piel y siempre teniendo en cuenta la opinión de los expertos. 

Nº 2: la limpieza del cutis siempre debe ser suave


Una de las partes más sensibles de nuestro cuerpo es el rostro y  por eso hay que ser muy cuidadosos a la hora de llevar a cabo su limpieza diaria. En la cara hay zonas muy delicadas como los labios y los ojos, que necesitan cuidados especiales y productos suaves, como desmaquillantes fisiológicos o la Mascarilla Pulidorade Proactiv. Pero sin duda la zona de mayor riesgo es el contorno de los ojos, con una piel diez veces más fina que la del resto del cuerpo. 

Nº3: una vez a la semana exfoliar tu cutis


Para que tu rostro luzca lo mejor posible y parezca más joven y fresco, debemos exfoliar nuestro cutis una vez a la semana. Esto nos ayudará a suavizar y purificar nuestra piel.

Nº4: la hidratación es fundamental 


Para conseguir que tu piel esté suave y tersa y tenga un aspecto sano es necesaria una buena hidratación. Esto significa no sólo usar productos hidratantes adecuados para tu tipo de piel, sino beber al menos 2L diarios de agua, ya que la dermis está compuesta en un 70% por agua y la epidermis en un 15%.

Nº5: ten cuidado con las agresiones externas que puedan perjudicar tu piel


Tanto los elementos internos, como externos afectan a la salud  de nuestra piel. Por eso es fundamental poner un remedio para que no nos afecten. Algunos de los elementos externos más perjudiciales para nuestro cutis son: exceso de sol, tabaco, el estrés, la contaminación, la mala alimentación etc.

lunes, 21 de octubre de 2013

6 Mascarillas caseras para reducir las arrugas


Si lo que quieres es que las arrugas de tu rostro no sean profundas, tienes que empezar a cuidar tu cutis desde el principio. Lo importante es tener la piel bien hidratada, para así evitar la aparición de esas señales tan poco favorecedoras.

Aquí os vamos a explicar una serie de mascarillas caseras, que te ayudarán a prevenir que esas arrugas se hagan demasiado evidentes:

1. Mascarilla de piña y soja:  ayuda a mantener tu rostro firme y terso, disimulando los surcos de las arrugas.

  • Ingredientes: 50gr. de piña y harina de soja.
  •  Modo de preparación: licua los 50gr. de piña hasta que esté líquido y añade la harina de soja, removiendo la mezcla hasta que esté cremosa.
  • Modo de empleo: aplícala sobre tu cara y cuello durante 30 minutos y retírala con agua tibia. Después ponte una crema hidratante adecuada a tu tipo de piel.

2.  Mascarilla de aguacate: nutre tu piel con vitamina E.

  • Ingredientes: 2-3 aguacates.
  • Modo de preparación: machaca los aguacates hasta que parezcan un pasta y añade un poco de agua si ves que está muy seca.
  • Modo de empleo: aplícala sobre tu rostro y déjala actuar durante 15 minutos. Retírala con unas toallitas y lava tu cara con agua tibia.

3. Mascarilla de zanahoria: para que tu cutis recupere su firmeza.

  • Ingredientes: 2 zanahorias, zumo de limón natural, 1 yogur natural.
  • Modo de preparación: pela las zanahorias y tritúralas, añádele un poco de zumo de limón natural y 2-3 cucharadas de yogur natural hasta conseguir que la mezcla sea consistente y cremosa.
  • Modo de empleo: déjala actuar sobre tu rostro unos 30 minutos y luego retírala.


Todas estas mascarillas ayudan a prevenir que las arrugas queden tan marcadas, pero ten en cuenta que esto es sólo una parte de los cuidados necesarios para que tu piel esté sana e hidratada. 

lunes, 7 de octubre de 2013

Como aprovechar al máximo los nutrientes que cuidan tu piel


Tener un cutis sano y luminoso no es tarea fácil, pero si lo cuidas por dentro, además de por fuera, podrás conseguirlo sin apenas esfuerzo. Lo importante es consumir de manera habitual alimentos que te ayuden a cuidar tu piel cada día.

Alimentos como el huevo, los cereales, las frutas y verduras, la carne y el pescado, las legumbres, los frutos secos… contienen vitaminas y minerales que son necesarios para que tu piel esté sana. Una dieta equilibrada de todos ellos es la clave para cuidarse por dentro y por lo tanto estar radiante por fuera.

Aquí os damos una serie de consejos, para que esos alimentos los preparéis de la mejor forma posible y aprovechando al máximo todos sus nutrientes:

  • Las frutas y verduras cuanto más crudas mejor, cocerlas al vapor o hacerlas a la plancha.
  • Las carnes asarlas o hacerlas a la plancha.
  • Almacenar los alimentos en envases herméticos y lejos de la luz.
  • Aumentar el consumo de alimentos integrales.
  • Tener mucho cuidado con las vitaminas A y B6 ya que pueden ser tóxicas si se consumen en altas dosis.



·
Se ha producido un error en este gadget.